CABALLOS Y  TOROS

El lujo deslumbrante de los colores, el boato de las texturas, la claridad de la composición, todo eso dice riqueza, poder, refinamiento, esplendor.

Porque hay algo de joyería en estos cuadros, se diría que están pintados con oro, plata y piedras preciosas transformadas en colores.

 

HUGO HIRIART