Cristina Rocha | El Confidencial

November 18, 2015

 

El color “rojo sangre” que inunda las siluetas de los siete personajes situados sobre un intenso fondo azul simboliza “la brutal agresión que sufrió el cuadro al ser robado violentamente”, explicó Carmen Parra (Ciudad de México, 1944) a Efe.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *